El desarrollo de guión

Si uno tratara a un arquitecto igual (“¿Le importaría cambiar la escalera de sitio? Gracias. Y ahora, ¿le importaría cambiar la claraboya de sitio?”) no tardaría en considerar su aquiescencia una prueba perturbadora de su falta de inteligencia estructural.
En el guión, un cambio sucede a otro hasta que, inevitablemente, el productor llega a la ineludible conclusión de que el guionista, y su ahora indescifrable montón de mierda, debe tirarse a la basura y hay que barrer con una nueva escoba.

David Mamet, "Bambi contra Godzilla"

Distribuir contenido