El viento sopla donde quiere

Me acordé de esto que escribió Kundera: "El ser humano envejece, el final se acerca, ya no queda tiempo que perder con recuerdos. Hay que comprender la paradoja matemática de la nostalgia: ésta se manifiesta con más fuerza en la primera juventud, cuando el volumen de la vida pasada es todavía insignificante"

Visto en el blog de Jonás

Cine iraní

De un artículo del Washington Post:
Algunos espectadores de “Men at work” (película del director iraní Mani Haghighi) han leído entre líneas, describiendo la lucha de los hombres contra la roca como una alegoría política.
“No era una alegoría. De hecho, intentaba hacer lo contrario, intentaba contar una historia acerca de cuatro tíos y un pedrusco”, dice el director.

Tratando de escribir

Iba a contar algo acerca de LEAC -Laboratorio de Escritura Audiovisual de Canarias- cuando me he topado con un mensaje que alguien dejó en el blog:

Hola; vengo tratando de escribir la novela por más de treinta años sobre una tragedia familiar con mucho sabor que perecerá fantástico y no me logro concentrar por no conocer acerca de guiones ni cómo empezar los diálogos o simplemente lo conozco porque tengo como escritor de música y poesía más de cuarenta años, y no logro concentarme y adentrarme en la idea de empezar a escribir.
Tengo escrito y publicados relatos y poesía me han dicho que lo hago muy bien pero aún no estoy muy seguro esa,la razón de no poder incursionar ni en la Novela ni en el Cine,hace rato me gustaría hacerlo , deseo hacerlo.
Saludos Atte.
xx

Así que he intentado contestar a xx, y un recuadro me dice, textualmente, que "El comentario al que va a responder no existe".

Por si no existe el comentario pero sí la persona que lo ha escrito, aquí va mi consejo: xx, busca un taller de guión o de narrativa por tu zona. Que no sea muy caro. Apúntate. Cuenta la tragedia familiar, escucha a los demás participantes, déjate asesorar. Haz caso o no del asesoramiento. Escribe. Si tienes ganas, reescribe. Si no, entierra tu novela. Desentiérrala si en un tiempo tienes ganas de reescribir. Sigue hablando de tu novela con la gente, aunque sea pagando. Y haz lo que deseas. Sobre todo, haz lo que te guste y lo que desees hacer. Si lo que haces no le gusta a nadie, no es tan terrible. Si es un exitazo, disfrútalo.

Y gracias por dejar tu comentario inexistente.

Ah, y aquí está una pizca del Leac: http://www.youtube.com/watch?v=3Igr8HEvbcM

Guionista, subvenciones y compromiso social.

El artista tampoco está libre de la culpa y, si es inteligente, agradece al Estado su desvelo por proteger un oficio que de otra manera quizá estaría destinado a la marginalidad y la penuria. Alza su voz crítica, sí, pero casi siempre contra los políticos, que son las únicas personas con las que alguien se puede meter sin que le pase absolutamente nada. No se le ocurre morder a las grandes empresas ni a los gigantes mediáticos ni a los ejecutivos de las televisiones ni a nadie que tenga verdadero poder. Se dedica a clamar contra los grandes males de la humanidad: el hambre, las enfermedades, la pobreza, el cambio climático, como si alguien ahí fuera pudiera estar en contra de tan píos deseos.

David Trueba, en este artículo, descubierto gracias a Guionista en Chamberí

Paradojas del guionista

El guionista, más que cualquier otro creador, debe lidiar con paradojas. No es del todo escritor ni del todo cineasta: debe conjugar en uno solo los verbos "leer" y "ver" -habría que hablar más de "ver" un guión que de "leerlo"-. Debe ser estratega y artista, pragmático y bohemio, dócil y díscolo, maleable e intransigente, riguroso y anárquico... Debe saber que las soluciones -cual elusivo punto G- no están donde se creyó hace un día o una hora, que se pueden haber desplazado hacia otras regiones de la imaginación o que muchas veces al remediar unos problemas se plantean otros nuevos. Existen, doy fe de ello, las claves de tipo "ábrete sésamo" que desatan nudos en un guión, pero no se llega a ellas con ninguna técnica ni recorriendo sendas trazadas, sino quitando represas a la imaginación y a la intuición. Y la solución milagrosa de hoy bien puede representar un estorbo mañana...

Miguel Machalski, "El punto G del guión cinematográfico"

Y aún más sobre el pitch

"No self respecting producer should ever rely on the writer for personality and ease. (Notable exceptions are some comedy writers, who are like stand up comedians. This brings to mind the perennial question: If the pitch is funny will the script necessarily be funny? Hard-learned answer: No.) First of all, the writer is likely to be the only person in the room more nervous than the producer. Second, his talent is often in inverse proportion to his ability to pitch -read: schmooze. Consider the almost axiomatic observation: Good writers pitch badly and bad writers pitch well. The exceptions -the good writers who pitch well- are a function of gifted personality. They're charming. They are often the most highly paid, more often future directors. A tip: Writers for whom solutions come too quickly are suspect. This is "producerthink". The writer should know that the solution to a story is supposed to be harder than that".

Linda Obst, "Hello, he lied"

Capricho

Homenaje a Leonard Cohen, porque ahora está de gira por España y porque me apetece.

With Annie gone,
Whose eyes to compare
With the morning sun?

Not that I did compare,
But I do compare
Now that she's gone

(The Spice-box of Earth)

Save the cat

Acabo de descubrir que hay un manual de guión llamado "Save the Cat". El título se refiere a eso tan encantador que hace el protagonista al principio de la película, otros lo llaman "pat-the-dog-scene" y es un truquillo de guión para que el público simpatice con el personaje.

A mí, salvar a un gato me suena a ese ejemplo tan tonto de "Cuéntalo bien" que habla de la progresión. Pero, como título, Save the Cat no está nada mal.

He descubierto que existe ese libro porque se ha muerto su autor, Blake Snyder . Y aunque todo el mundo siempre se deshace en elogios cuando habla de difuntos recientes, lo que he leído sobre él me ha parecido muy prometedor. Intentaré hacerme con el manual, ya contaré por aquí mis impresiones.

Lectura veraniega

Mi libro de cabecera para este verano: "Los viajes", de Bruce Chatwin.
Da unas ganas brutales de recorrer mundo, así que no lo recomiendo a la gente que tenga que quedarse trabajando en la ciudad.

(Bruce Chatwin es el autor de varias novelas adaptadas al cine, entre ellas "Cobra verde", de Werner Herzog)

How not to pitch

Un video de animación de Jurgen Wolff sobre cómo no hay que presentar un guión.

http://timetowrite.com/cartoons/

(Está debajo de la tercera viñeta)

Distribuir contenido